Luces de Octubre (II)

4.
Tú,
verso imprescindible
en el poema de mi existencia.


5.
El miedo al NO
nos cerró la boca,
y ya no hubo ningún camino posible
entre tu vida y la mía.


6.
A veces el alma suplica
por sentarse a paladear la puesta de sol,
a fin de cuentas
¿quién no ha necesitado
detener el mundo por un instante?


7. 
Me he dado cuenta de que la vida puede ser algo más
y he decidido no conformarme con menos.


8.
Mi nombre en tu boca, 
poderoso conjuro
al que soy incapaz de resistirme.

2 comentarios:

  1. Excelente. Cuanto significado en la brevedad de tu poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco, me alegro de que te gusten mis versos. Un abrazo

      Eliminar